Edificaciones de atención al público que amenazaban ruina son intervenidas por la Alcaldía de Tuluá

En la última fase de obra se encuentran las instalaciones de la Cava Municipal, la Unidad de Víctimas y el Punto Vive Digital del barrio Palo Bonito, intervenidas por directriz del alcalde Gustavo Vélez Román, tras evidenciar que estás edificaciones donde se atiende público, estaban en pésimo estado y amenazando ruina por falta de mantenimiento y compromiso en años anteriores.

Adecuaciones y mantenimientos en oficinas

En la Cava Municipal, donde se almacenan los biológicos para vacunación y demás materiales de la Secretaría de Salud Municipal para atender a la comunidad, se invierte una suma cercana a los 51 millones de pesos, reflejados en obras de adecuación que contemplan, cambio de pisos, cielo raso, iluminación, adecuaciones eléctricas, entre otros detalles que permitan cumplir los lineamientos técnicos para almacenamiento.

Por su parte, en la Unidad de Víctimas, un lugar de constante flujo de personas, se hicieron obras en techos, cielo raso, enlucimiento de todo el espacio y se adelanta la construcción de una cubierta para adecuar una sala de espera para la comunidad que requiera asistir a este punto; en esta intervención se invirtió un aproximado de 70 millones de pesos.

En el Punto Vive Digital del barrio Palo Bonito, urgía un cambio de cubierta por el pésimo estado en que se encontraba y que ponía en riesgo a los niños, jóvenes y adultos que acuden al lugar a capacitarse, además del cambio de cubierta se generó una inversión para adecuar de una mejor forma el cableado eléctrico, obras que tuvieron un costo total de 6 millones 540 pesos.

Descargar Comunicado de Prensa No.280.56.1.741

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *