Tuluá continúa en alerta amarilla por ola invernal

A pesar del fuerte invierno que azota a más de 25 municipios del Valle del Cauca y la creciente súbita de los ríos de los diferentes municipios de la región y el país, el balance para Tuluá sigue siendo favorable, con siete viviendas afectadas y algunos cultivos anegados en el sector de Papayal y Bocas de Tuluá.

Si bien, la creciente del río Tuluá en la madrugada de este martes, generó una alarma entre los habitantes, lo cierto es que sobre las 10:00 de la mañana el cauce ya había descendido unos 60 centímetros y la palizada que se generó en la quebrada el Salao perdió fuerza al llegar a la zona plana, quedando atascada a la altura de la Bocatoma.

“Tuluá continúa en alerta amarilla, pues la alerta roja decretada en el Departamento cobija a los municipios con influencia del río Cauca. Afortunadamente las familias afectadas por el desbordamiento del río Tuluá pudieron evacuar sus pertenencias aunque hoy sufren afectación en sus cultivos”, explicó el coordinador de la Oficina de Gestión de Riesgo y Desastres del Municipio, Edwin Triana.

Empalada en el río Tuluá

Por su parte, la secretaria de Hábitat e Infraestructura, Ana Fernanda Alzate, informó que en el sector de Barragán se encuentra una retroexcavadora y una volqueta del Municipio atendiendo algunos deslizamientos de tierra, mientras que otro equipo similar trabaja en el sector de Jicaramata, para habilitar de manera inmediata estas vías afectadas por la inestabilidad del terreno.

Durante el Consejo de Gobierno, realizado sobre el medio día de hoy, presidido por el alcalde Gustavo Vélez Román, se determinó hacer un seguimiento minucioso a los ríos y quebradas con influencia en el Municipio y tener disponible la retroexcavadora, que se encuentra en estos momentos realizando trabajos de mitigación en el sector de Papayal, y otras tres volquetas conque cuenta la Alcaldía para atender cualquier eventualidad.

Descargue el comunicado de prensa No.280.56.1.461

 

 

“No hay manera de enfrentar la fuerza de la naturaleza, lo que se debe hacer es realizar a tiempo las tareas de mitigación, gracias a las cuales hoy tenemos este saldo tan favorable. La recomendación a los ciudadanos es seguir el sentido común y el instinto de conservación y estar pendientes a las alertas tempranas, informando además sobre cualquier situación a los números 123 de la línea de emergencia, y 119 de los Bomberos”, concluyó Triana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *