Tuluá fue escenario de la primera capacitación sobre la implementación del casco reglamentario.

Tuluá fue el primer municipio del país en el que la Agencia Nacional de Seguridad Vial dictó una serie de capacitaciones para profundizar y resolver dudas sobre la resolución 1080 del Gobierno Nacional, la cual tiene como objetivo ejercer control sobre la importación y distribución de cascos protectores para los motociclistas.

En el auditorio de la Casa de Cultura Enrique Uribe White, Giovanny Aldana, funcionario del área de Comportamiento Humano de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, se dirigió a decenas de asistentes entre agentes de tránsito, líderes comunales, docentes y estudiantes de instituciones educativas, miembros de la Policía Nacional, y comunidad en general, sobre las normas técnicas con las que deben contar los nuevos cascos, además entregó detalles en cuanto cifras de accidentalidad en el país, las principales causas de siniestros viales, y las acciones que se están tomando para proteger la vida de los conductores y peatones.

“Tuluá es el primer municipio del país en el que realizamos esta capacitación, gracias a que la Administración Municipal lo solicitó, y lo que queremos desde la Agencia Nacional es que los conductores de motocicletas a partir del 20 de marzo, sólo encuentren en las vitrinas de los almacenes, cascos que en realidad les proteja la vida”, aseguró el funcionario de la entidad nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *